18.12.08

"Los tibios grises"

Una opinión. Corre por mi cuenta.

Suelo apresurar los desenlaces. Esto puede ser sintoma de dos cosas.
El primero y mas obvio puede ser que soy ansioso. No soporto la incertidumbre de lo irresuelto.
Pero el segundo es el que mas me cierra.

No soporto los tibios grises. La indefinida pausa entre el inicio y el desenlace. Ese nudo que parece perpetuarse y que hoy es publicitado como el status quo de moda. Hoy pareciera, hay que vivir en el gris. No incomodar. no resolver. Bañarse en histeria y dejar las respuestas definitivas y resueltas para otro momento.
Ese equilibrio de plastico con el que todos debemos desenvolvernos. No lo soporto.
Podría aseverar sin ponerme colorado que la vida misma es desequilibrio. Es constante desenlace y cambio. Y son aquellos que pretenden ir contra este curso natural de las cosas, los que terminan nadando contra una corriente que los termina arrastrando.

Pongamos la muerte por caso.
La muerte, ese espectro tan temido.
¿Es la muerte lo que nos aterra tanto?
No. Es el deterioro. Ese tibio gris del medio, plagado de dolor, en donde el cuerpo sigue vivo, y se resiste al desenlace.
No tenemos noción de muerte. Tenemos noción de dolor, y eso, eso es lo que nos aterra.
El tibio gris del medio.

El equilibrio es para mí un invento del hombre, para sedar el vertigo de estar vivo. Para aferrarse a la vida y tratar de perpetuarla. Y la vida, que se termina, aunque gastemos tanta energia en creernos lo contrario, es para mi constante desequilibrio. Es comienzo y desenlace.

Eso, o soy ansioso... quien lo sabe.

6 opinaron al respecto:

Pedro Martín dijo...

Tanito, el desarrollo de la acción previa al desenlace también vale la pena.

Ejemplos: toda esa energía previa al primer beso en la primera salida, vale la pena. Todo la previa de un partido, vale la pena. Los preparativos de un viaje, tienen su emoción.

No hay caso, tanito, sos un ansioso de aquellos!!!

Abraxo de gol!

Luli. dijo...

Pueden ser las dos cosas.
Puede ser también no saber disfrutar, esperando siempre algo mas. Mirando el inicio, esperando el desenlace, olvidándonos del ahora.
Soy de las que no saben disfrutar y no lo disfruto.

Mi papá una vez me dijo que las respuestas inteligentes estaban en los grises. No sé. Lo estoy pensando todavía.

Te mando un beso!
Qué estés bien!

carmela dijo...

Considero que los tibios grises es una tautología , por lo cual, infiero que es una gran veradad.


yo no aguanto la tibieza, eso explica mi búsqueda incesante de adrenalina, que tiene de todo menos tibieza. eso y un amor. pero cierto que no se busca.

besotes

carmela dijo...

pd. YO TAMBIÉN SOY MUY ANSIOSA....como bien sabés

Mariana dijo...

Yo pense que solo las chicas nos quejábamos de los grises.
Me alegro de que haya hombres ansiosos, porque como bien dijo la amiga Jules Pantere, mal de muchos...
Adrenalida bienvenida!!!!

TEFI dijo...

yo tenía razón... jeje