1.10.09

"Quiste"

Hay un quiste.
Una mancha del mismo color de las begonias, que se adueña de la gente triste. Puede ubicarse facilmente en el brillo de los ojos o en el retozar de los dedos cuando descansan en el respaldo de las sillas.
Es como un día nublado que se aspira de a bocanadas humeantes y se exhala espeso como el humo de un cigarrillo.
No se maquilla ni se desviste. Esta ahí, presente como un ladrillo anciano en el medio de un derrumbe.
Tiñe de olor la humedad de la vereda y se vomita de a suspiros cuando sorprende al descuidado.

Se resiste a la derrota, como un diente flojo que niega su peso y pende molesto, inutil, pero presente.

Paraliza y asusta, se anuncia terrible pero no se desboca.

Es simplemente eso, un quiste gris y neutro, que no trae consigo la muerte, que no estalla ni define, pero se anuncia y se desliza en cada sorbo de café con leche.

3 opinaron al respecto:

La Luna dijo...

Pesado y hermoso.
Hermoso.

carmela dijo...

quiste es una palabra profundamente triste.

Ava Gardner dijo...

que raro... casi casi pude verlo bello al quiste...
Debe ser por la melancolía del texto, lo melancólico se me confunde con lo bello.